Inicio > Poesía > LA ENERGÍA DE LOS ESCLAVOS

LA ENERGÍA DE LOS ESCLAVOS

Cohen 1

 

 

2

Abrí las persianas,
la luz bañó este poema.
Iluminó el nombre de una persona
torturada en una terraza
que da a una calle muy conocida.
Juré por la luz del sol
vengar sus pies rotos.

 

 

 

3

Abrí las persianas,
la luz bañó estas líneas
(que están incompletas).
Iluminó dos palabras
que tendré que borrar:
el nombre de una persona
torturada en una terraza
que da a una calle muy conocida.
Juré por la luz del sol
seguir su consejo:
suprimir de mis versos toda evidencia,
olvidarme de sus pies perforados.

 

 

 

5

Todos los hombres te encantan.

Si alguna vez lees esto
piensa en el hombre que lo ha escrito,

él odiaba al mundo en tu nombre.

 

 

 

13

Nunca supe
xxxxxhasta que te diste media vuelta para irte
que tenías el más perfecto de los traseros.
Perdóname
xxxxxpor no haberme enamorado
de tu cara ni de tu conversación.

 

 

 

42

No hay nadie
a quien enseñar estos poemas.
No llaméis a un amigo para ser testigo
de lo que tenéis que hacer solos.
Estas son mis cenizas.
No pretendo ahorraros ningún trabajo
quedándome callado.
Todavía no sois tan fuertes como yo.
Me creéis,
pero yo no os creo.
Esto es la guerra.
Estáis aquí para ser destruidos.

 

 

 

49

Un día de éstos
serás el blanco
del desprecio de los esclavos.
Entonces no hablarás con tanta tranquilidad
sobre tu libertad y tu amor.
Entonces te aguantarás las ganas
de ofrecernos tus respuestas.
Tú tienes muchas cosas en la cabeza.
Nosotros sólo pensamos en la venganza.

 

 

 

64

Quizá sea porque mi música
no canta para mí.

Odio mi música,
añoro las armas.

Algunos hombres sacan fuerzas
de andar solos su solitario camino,
intentemos ser lo que podamos para ellos.

 

 

 

92

Los asesinos que dirigen
xxxxxxxxxxlos demás países
están intentando que nosotros
derribemos a los asesinos
xxxxxxxxxxque dirigen el nuestro.
Yo por mi parte
prefiero el yugo
xxxxxxxxxxde los asesinos nativos.
Estoy convencido
xxxxxxxxxxde que el asesino extranjero
mataría a más de nosotros
que nuestros viejos y conocidos asesinos.
xxxxxxxxxxFrancamente no creo
que ninguno de esos de fuera
quiera que resolvamos
nuestros problemas sociales.
xxxxxxxxxxPara decir esto me baso en lo que siento
hacia el vecino.
Sólo espero de él que no se vuelva más feo.

Por lo tanto, yo soy un patriota.
No me gusta ver
xxxxxxxxxxquemar una bandera,
porque eso excita
a los asesinos de los dos lados,
hasta que llegan a excesos desafortunados
que continúan alegremente,
xxxxxxxxxxcasi totalmente incontrolados,
hasta que todo el mundo ha muerto.

 

 

 

111

Cada hombre
tiene una manera de traicionar
a la revolución.
Esta es la mía.

 

 

 

Cohen, Leonard. La energía de los esclavos (Trad. Antonio Resines). Madrid; Ed. Visor, 1999.

 

  1. Francisco Javier
    diciembre 22, 2013 en 11:36 am

    Gracias Héctor, aunque no haga comentarios a tantos poemas, tantas palabras que ordenas para ti y para nosotros. ¿Qué comentar? Sólo abrir las persianas… Un abrazo.

    • diciembre 22, 2013 en 6:56 pm

      Gracias a ti por pasar por aquí con la asiduidad con la que lo haces.
      La intención exacta es esa: abrir las ventanas.
      Un abrazo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

LOS QUE VIVEN CONMIGO

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

Como no iba diciendo

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: