Archivo

Archive for 15 junio 2013

CARMINA

junio 15, 2013 2 comentarios

Carmina

 

El último libro que ha publicado Andrés García Cerdán lleva por título ‘Carmina’ y obtuvo el XXVI Premio de Poesía Barcarola. De ese libro, que ya va por su segunda edición, dejo hoy un par de poemas.

 

STARS

Tenemos fe en el veneno. Sabemos dar nuestra vida entera todos los días.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxArthur Rimbaud

Todos los días das tu vida entera.
La das como quien da
por ganado su tiempo
y no regresa ya nunca a la muerte.

Quien vive como si la vida fuera
el encuentro salvaje, el veneno
fértil de una luz nunca vista
aprende a respirar en el lenguaje
de cobre de la flor de la mañana
y en el lenguaje azul
de las alturas sobre las cabezas
y en el lenguaje puro y enigmático
de la tarde que cae –nadie sabe
desde dónde– sobre la noche.

Todos los días das tu vida entera
como quien le hace al cielo
una ofrenda de estrellas extinguidas,
un sacrificio innecesario,
un altar increíble de palabras.

 

 

 

DÍAS FELICES EN LA TIERRA

En los ojos de mi chica
leo el infinito
azul del cielo. Luego,
tan plácidamente,
curo mis heridas con el último
perfume de Calvin Klein.

 

CURVAS

Curvas

 

En 2009 veía la luz el penúltimo libro de Andrés García Cerdán, ‘Curvas’, publicado gracias a la obtención del III Premio de Poesía ‘Ciudad de Pamplona’. Aquí tienen algunos poemas de ese libro.

 

RITSOS

Un muchacho de 1992 lee, sin saber qué lee, cómo lee, por qué lo hace, Grecidad y otros poemas de Yanis Ritsos, en una traducción de Heleni Perdikidi. Son importantes los datos. Lee el fragmento sexto de ‘Grecidad’. Con dos líneas verticales de medio centímetro y una crucecita, en tinta roja, marca en el margen un verso: No queda más camino que el que va a las alturas.

 

 

 

PARÁBOLA

Decidme los nombres de todo
tal y como yo os los he dicho.

 

 

 

HACIA MARZO

El documental dice que el guepardo, el mamífero más veloz, el más hermoso sobre la tierra, tiene la cosa cruda en el invierno crudo de la pantalla. Está en peligro: hay poca caza, acechan la sequía y las hienas, últimamente descansa regular. En algunos planos, bajo su piel se adivina una elegancia casi débil a más de 90 kilómetros por hora. Esa velocidad es animal y lo convierte en arte.
Ahora, agazapado en su hermosura, flaco, se tensa y se arquea. El guepardo clava sus ojos buenos y profundos en tus ojos malos y superficiales. Babea inmóvil a ese lado del sueño, te conoce de algo, parece que escuchara el rumor de tus palabras escribiéndose.
Inicia –lo hueles en el aire– una carrera frenética en la dirección en que tú miras. Avanza esquivando arbustos, hierbas, desniveles, telediarios, dibujos animados, puntos y aparte. Salta por encima de su salto en la misma dirección en la que tú intentas saltar.
Por fin sientes el zarpazo que te derriba y ves claro que no llegarás a marzo. Lo dice con su voz de selva el locutor.

 

 

 

DANI

Sábado noche en la ciudad. Vaqueros de entre 30 y 60 euros. Perfume, nunca colonia. Cocaína, mejor que hachís. Los zapatos sucios, desgastados, hechos al color del barro de las barras de los bares, zapatos de marca con suelas como alas. Una camisa estrecha negra, de rayas verticales, abierta hasta el segundo botón. Collar de moda, a base de rodajas de plástico perla, ceñido a la yugular. Chaqueta vaquera azul a juego con los ojos y los calcetines. Los versos en el bolsillo. Ese es Dani.

 

 

 

ESQUINAS

En más de seiscientas esquinas de Albacete he visto yo el amanecer, experiencia que no le recomiendo a nadie si no va armado de placer y exceso.

 

LA CUARTA PERSONA DEL SINGULAR

La cuarta persona del singular

 

En el año 2002, veía la luz ‘La cuarta persona del singular’ gracias a que Andrés García Cerdán se había alzado con el XVI Premio Internacional de Poesía ‘Antonio Oliver Belmás’. De ese libro dejo algunos poemas hoy aquí.

 

ECLESIASTÉS Y JANIS JOPLIN

Oh, Señor, por qué no le compras
un Mercedes Benz y una tele nueva
a tu hija.

 

 

 

YORICKEANDO

Yorick llora llanto sólido como cerveza
Ofelia desordena o eleva una rosa
lo hace con el final de los cabellos
Yorick llora llanto lo hace con
el final de los ojos y una ballena
surge
del mar de menos, de ayer, de otro,
pálida de zarpazos,
y sigue surgiendo
y surge, oro y cieno, en plano contrapicado.

 

 

 

AVARICIA

Lo guardo todo para ti.

 

 

 

ALMATOGRAFÍA

xxxxxxxxxxxxxxxxPara Ángel Paniagua

No utilices el nombre de Ezra Pound
en vano. No maldigas. No termines.
Aprende que tu vida es una flor.
Confórmate con todo lo que tienes.
Confórmate con lo que has perdido.
Luego busca tu sombra de caballo
y llénala de cuerpos. Y no sueñes.
Sobre todo, no pongas en tus versos
la maldición del siglo que se acaba.
Sobre todo, no pongas la marea
ni el sucio asesinato de los nombres.
Aprende que tu vida es una flor.

 

 

 

CLAROSCURO DEL INTROARTISTA

Cuando entró en la casa corriendo loco
y vio que sus veinte años estaban allí
pisoteados en el suelo grises de frío
se limitó a regar con ginebra los geranios
y a mirar desde el balcón la ciudad
Una nube en ese instante cortaba el cielo
después un tordo negro como la muerte
por fin el cable disimulado de las farolas
fundidas No miraba con los ojos abiertos
las piernas muertas de la primavera
miraba como si no mirara a ningún lado
Se limitó a decir en el nombre del padre
que ardería la desgracia en las palabras

 

LOS NOMBRES DEL ENEMIGO (II)

Los nombres del enemigo (II)

 

En el año 2000, el Aula de Poesía de la universidad de Murcia volvía a sacar a la calle ‘Los nombres del enemigo’ de Andrés García Cerdán en una edición corregida y aumentada. De esa edición dejo hoy aquí un par de poemas.

 

OSCAR WILDE

He encontrado un caballo de madera y un libro en
el cuarto tratero. Mientras leía, iban muriendo las
princesas. Las princesas que no morían se
convertían en mariposas y llenaban el aire de alas
amarillas, rozaban las cortinas de la ventana, les
hacían cosquillas a los sapos del cuento. Los sapos
abrían la boca, enseñaban su lengua sucia. Las
princesas muertas y los sapos eran negros.

Cuando los Grandes empujaron la puerta, los
cazadores de mariposas corrían rabiosos tras la
última princesa. Yo le dejé mi caballo de madera
para huir.

 

 

 

EXPRESO

Hermano,
si me muerdes y te escondes en los templos,
prometo darte un álbum del mesías
con las manos manchadas;
prometo darte siete ríos
de un sueño que he dejado en la nevera
con la amenaza de nunca
de los hombres que tienen frío.
Si me abrazas
y sabes lo que hoy te necesito,
haré de esparto las cunetas de mis dientes
para que sepas el dolor que tengo encima
desde el verano de hace dos otoños,
y hervirá la sangre verde de un buitre
para que huela a jachís nuestro milagro definitivamente,
para que crezca en tu nombre la primavera.
Vamos a ser, hermano, si me quieres,
un trozo de tarta de ciruelas
con promesa de respirar el aire,
con silencio de buscarnos en el suicidio
y en el alma hasta que amanezca,
hasta que el beso del enemigo
sea el truco de alguna broma estúpida.

 

NUEVO LIBRO DE LOS APRENDIZAJES VIOLENTOS

Nuevo libro de los aprendizajes violentos

 

En el año 2000, Andrés también se alzaba con el primer premio en la sección de poesía del Certamen de jóvenes artistas de Castilla La Mancha. El libro, que llevaba por título el del post, tiene varios poemas que nunca han sido publicados fuera de este premio, así que hoy dejo aquí un par de ellos.

 

COMO UNA FLOR

Ella no puede más necesita el aire
yo soy el aire ella necesita el aire
pero el aire de la calle frágil el aire
de las calles duras, simplemente el aire
Y yo soy el aire pero no todo el aire
o quizá todo el aire insuficiente del aire
negro y no la luz, toda la sombra y no el aire
la noche insuficiente y sólo el aire
que se retuerce delirando amor aire
paz adiós perdón no sé cómo aire
ni cómo decirlo ni cómo darte el aire
ni todo lo mío ni la alegría ni el aire
Ella no puede más necesita el aire
y yo soy el aire y lo que revienta el aire
lo insuficiente y la crueldad el aire
Pero ella como una flor necesita el aire

 

 

 

EL VIENTO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx“y el portazo sonó
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxcomo un signo de interrogación”
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx-Joaquín Sabina-

Violentamente vino burlando la mañana,
burlando la vigilia de las persianas locas,
el celo de las rejas, el cielo transparente
de los cristales duros de la habitación. Era,
entonces, marzo en esta parte de la ciudad
del corazón. Vino despiadado y febril,
como quien va a matar y cruza el aire blando
como un cuchillo, tajo de soledad y duda,
y finalmente mata. Pasó como un olvido
inexpresable el viento por la cama vacía.
Pasó por el cepillo de dientes como un miedo
verdadero. Pasó por las tazas calientes,
por el polvo del suelo, por el libro en desorden,
y por nosotros dos que de pronto llorábamos
de verdad como nunca, porque no lo entendíamos.
Vino el viento y cerró la puerta a sus espaldas
de un aletazo verde. Como el día en que tuve
por primera vez nombre, me quedé solo, solo.

 

LOS BUENOS TIEMPOS

Los buenos tiempos

 

A principios del año 2000, se falló el II Premio de Poesía Ayuntamiento de Ciudad Real y el ganador resultó ser Andrés García Cerdán, con un libro que llevaba por título ‘Los buenos tiempos’ y que lleva algunos de los poemas que más me gustan de Andrés. Aquí dejo algunos.

 

EL IGNORANTE EN 23 FRAGMENTOS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara Lucía.

Sé que hay una canción de David Bowie
escrita para mí. Sé que una letra
en un verso de Rimbaud –hace ya siglos–
me presiente y me olvida a cada instante.
Conozco mundos donde dejo el pie
tres, nueve, doce mil veces al día.
Sé que me pertenecen las caderas
de Cindy Crawford y el aire del sur.
Conozco los nombres del enemigo.
Conozco el amarillo de los bares
en los que nunca he estado, todo el mar
que nunca he puesto en un poema. Y sé
–lo digo de verdad– que entre tú y yo
las arañas tejen ahora ortigas,
y tejen palabras de salmón, viajes
por un río violento. Sé que te amo.

Y sin embargo, como siempre, como
cada día –porque no lo merezco–
me queda aún la duda de entender
el frío, el alma, la belleza, el rock,
las obsesiones del alba y el espejo
roto que nos oculta de nosotros
y nos vuelve ignorantes e invisibles.

 

 

 

LOS PAYASOS PELIGROSOS

El milenio se va con su música a otra parte,
pero ya no me importa:
será porque mañana es jueves –día
ocho de octubre–, y tengo que amar;
tengo que darle un nombre
al álbum de mi vida, consagrarle
otros veintiséis años a la noche.

Si acaba con un siglo de payasos
peligrosos –y no me importa–,
será porque la luna tiene la cara azul;
y tengo que llenar de liebres todo,
llenar el mar de buitres ontológicos,
llenar de ascuas la piscina, llenarme
de tiempo. Y después amar, y amar,

para que lo que tenga que venir
venga y me deje en herencia otra vida.

 

 

 

DESNUDO AL ATARDECER

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxPara Eduardo Úrculo

Me pregunto para qué sirve
tanto salir por las noches, tanto regresar
borracho a casa, ir buscando tanto
la amapola y el cielo de muchachas
de diecisiete años, y arder, muy solitario
siempre, con mi dolor ya recogido
y la semilla brusca de este tiempo.

Me pregunto para qué sirve
tanta tarde, tumbado
en la cama sobre la colcha azul
que no te gusta, con las persianas tan raídas,
esperando a que llegue un ángel
que se llame Elena o tenga los ojos
redondos y claros de Carmen.

Me pregunto para qué sirve
tanto pensar en Chucho y en su detonador
de almas, y tanto pensar –hombre– en Blas de Otero,
si luego el crepúsculo, que yo mismo he elegido
(absurdo como nunca y egoísta)
para que un día estemos dentro,
se pudre en la línea del horizonte y cae.

 

 

 

CAMINO DE PERFECCIÓN

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx(El enemigo gravemente enfermo-Los Piratas)

Busqué cocodrilos perfectos, endecasílabos
perfectos, agua en su punto justo de calor,
y me olvidaba de vosotros, queridos monstruos,

queridas golondrinas de color amarillo.

Había olvidado el sabor que tienen las cosas
cuando todo va mal. Había vivido en vano
como un enemigo enfermo. Y no había vivido.

 

LOS NOMBRES DEL ENEMIGO

Los nombres del enemigo

 

Vuelvo a mi biblioteca y sigo con algunos de esos libros que para mí han sido esenciales.

Durante los próximos días iré subiendo poemas de los libros de Andrés García Cerdán. Hoy empiezo con ‘Los nombres del enemigo’, el libro que en 1997 le publicó el Aula de poesía de la universidad de Murcia.

 

TRATADO DEL ENEMIGO

Ven, si quieres.
Hay aquí tanta noche para nosotros,
que no hará falta ya más cielo,
ni más hambre,
ni más andar sobre las olas para nada.
Juntos podremos darle la vuelta a los ojos
que miran, al revés, los árboles.
Juntos tendremos tiempo para esta dulce
desesperanza que nos pone nombre
y nos lanza al vacío.
Ven, si quieres. Aquí te amo,
en el ruido de los sueños
y en el dolor inmediato de la amapola. Los ríos
se han volcado definitivamente
en las calles y en nosotros
están las cosas imprescindibles
para anunciar la vuelta de la sed.
Nuestro es el principio
de los viajes. Nuestro es hasta el final
el origen de los viajes. Nuestras
las promesas y las palabras
que llenan las carteleras del mundo.
Ya sabes que aquí hay noche
para que andemos juntos a oscuras.
Ya sabes que podemos sentirnos místicos
por delante del alma. Ven, por eso.
Habrá vodka con naranja y poemas
humanos para todos y enemigos
y, sobre todo, deseo. Ven,
ven, si quieres.
Hay aquí tanta noche para nosotros.

 

LOS REGALOS DE LOS AMIGOS (X)

Hontanares

 

Ha vuelto a aumentar nuestra biblioteca.

Y es que acaba de llegar a casa ‘Hontanares‘ de Scott Hightower, traducido por Natalia Carbajosa (gracias, gracias, gracias) y publicado por la editorial Devenir.

En cuanto lo leamos les contaremos algo del libro.

 

EL DÍA SIGUIENTE AL FIN DEL TALLER

Lo de ayer fue un regalo de la literatura…En todos los sentidos.

Lo de ayer, quiero decir, la clausura del Taller de creación poética para adultos que he tenido el placer de impartir otra vez este año en un centro cultural de la ciudad, empezó con un ágape (las cosas hay que celebrarlas siempre), siguió con una lectura de algunas alumnas del taller (alguien habrá de explicarme algún día el porqué del grandísimo porcentaje de mujeres que se apuntan a los talleres de literatura) y terminó con una pequeña conferencia y posterior lectura de poemas de Cristina Morano. Y juro que todo fue una fiesta (aun con mis ojeras de apuntes filológicos).

Aquí tienen algunas fotos de lo que les cuento.

 

Fin taller 1

 

Fin taller 2

 

Fin taller 3

 

Fin taller 4

 

Fin taller 5

 

Fin taller 6

 

Fin taller 7

 

Fin taller 8 - Cristina Morano

 

 

No voy a dejar ningún texto de los que se leyeron porque estamos viendo si hay alguna posibilidad de que se publiquen. Si ocurre, no se preocupen que serán los primeros en saberlo.

 

FIN DE TALLER

Cierre Taller

 

Esta tarde, a las 8, se clausura el segundo taller que he tenido el placer de impartir en el Centro Municipal El Carmen.

Quizá a ninguno le interesa conocer cuál ha sido la progresión de algunos de los alumnos, pero ojalá los hubieran visto avanzar durante estos últimos meses. Poca gente sabrá el auténtico gustazo que supone ver mostrar sus poemas (poemas maravillosos, por cierto) a alguien que jamás ha enseñado públicamente ninguno de sus textos porque sabía que su calidad no era la suficiente como para enseñarlos, o ver cómo han progresado exponencialmente alumnos que llegaron con un ansia de conocimiento que me sigue deslumbrando, o cómo –y siempre pasa lo mismo– cuando está terminando el curso aparece alguien con un par de poemas que le hacen preguntarse a uno dónde ha estado escondida a lo largo del taller (aunque muy probablemente la respuesta sea que uno no lo ha visto antes por su incapacidad). Pero aunque no les interese saber –ya les digo– cuál ha sido la progresión de alguno de ellos, lo que sí debería interesarles es conocer de primera mano una pequeña muestra de cuál ha sido el resultado de estos meses, así que quedan invitados a que los escuchen a ellos mismos leer algunos de los poemas que han escrito durante el curso.

Y por si esto fuera poco, después tendremos el lujo de escuchar a Cristina Morano dar una pequeña charla sobre su experiencia poética (después de que en privado ya lo hayan hecho Mamen Piqueras, José Daniel Espejo y José Antonio Martínes Muñoz –no digan que no cuido bien a los alumnos–) y a continuación dará un pequeño recital centrado en sus poemas críticos y vivenciales.

¿Qué, nos acompañan?

 

SEBASTIÁN MONDÉJAR EN ‘POETAS EN EL MUSEO’

Mañana, dentro del ciclo que ha organizado el Museo Ramón Gaya y que han llamado ‘Poetas en el Museo‘, podrán disfrutar de una lectura de Sebastián Mondéjar. Dejo hoy, aquí, para abrir boca, un par de poemas suyos.

 

Sebastián Mondéjar

 

LOS RÍOS

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxA José Rubio y Pedro Marín

No desembocan.
Los ríos, en el mar,
siguen su cauce.

 

 

 

ASOMBRO DE VIVIR

Un lugar para ser, eso buscamos;
un lugar para estar.

Me asombro de estar vivo por las calles de siempre;
me asombro de estar vivo, de ser yo todavía.

Estas calles conocen bien mis pasos.
En ellas soy –y estoy– enteramente.

Me asombro de estar vivo, caminando.
Me asombro de estar vivo una vez más.

 

EL COLOQUIO DE LOS PERROS Nº32

Pues eso, que ya está disponible el número 32 de ‘El coloquio de los perros’. Más de doce años trabajando por la literatura en el sentido más amplio. Pinchen directamente aquí y disfruten.

 

El coloquio de los perros 32

 

Categorías:Poesía, Relato Etiquetas:
Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más