Inicio > Poesía > …INICIOS…

…INICIOS…

Sigo con varios de los poemas de David Galindo que me enseñaron que la literatura no es (sólo) eso que se enseña en los colegios e institutos.

 

…COMO SEPULCROS BLANQUEADOS

Estamos rodeados
y no precisamente de feroces sioux,
ni de caníbales danzando,
ni de tropas napoleónicas,
ni siquiera de lava reptante.
Y no nos protejemos
con carretas de madera y tela.
Caemos uno tras otro,
no desfigurados por balas,
ni atravesados por lanzas,
ni descuartizados por granadas,
no,
nuestras muertes son mucho más sutiles,
más ridículas,
puede que no sean ni muertes
porque, de hecho,
yo ahora mismo estoy escribiendo.
Nuestros cuerpos deshilachados
no yacen en ninguna pradera,
ni trinchera,
ni azotea,
no flotan en ninguna orilla,
ni estanque,
ni bañera;
y es una pena,
sobre todo por los buitres y los peces.
Nuestras muertes tienen los ojos abiertos,
y eso es lo peor,
ver los edificios
y las calles
y los balnearios
plagados de cadáveres andarines y parlantes.
Y puede que yo sea el próximo
o que fuera el primero.
Quiero que una gaviota,
o una piraña,
o una hiena
me coman los ojos.

 

 

ESTAR (O NO)

Nada.
He dicho que nada.
Solo, claro. Solo, solo, solo.
No pasa nada,
ni los pájaros, ni el tiempo;
sobre todo, el tiempo.
Demasiado ruido, quizás,
coches, gritos. Gritos, coches. Nada.
Ya no hay ruido,
calla la calle (¡ja!).
Odio esta habitación,
odio la calma,
el brillo de esta puta luz,
odio esta tarde
y la mierda y el tiempo;
sobre todo, el tiempo.
Y odio la nada
y estoy solo, claro.
Y nada vale la pena,
ni emborracharse,
ni llorar,
ni odiar,
ni nada.
Estoy harto de todo ésto
y sigo solo, claro.
Y pongo los dedos así,
como para pegarme un tiro,
y no hay nada
que haga que me salten los sesos,
y no hay nada en mis manos
y nada en mi alma
y nada en el mundo. Nada.
Estoy solo, claro.
Estoy a medio aplastar
entre cuatro paredes
horrorosamente bellas
y entre papeles en blanco
y entre botellas vacías
y entre luces y mierda
y entre tiempo,
sobre todo, entre tiempo.
Y pongo las manos así,
como para clavarme un puñal,
y nada me atraviesa. Nada.
Es horroroso que las heridas
no sangren por su agujero,
sino más dentro.
Es horroroso no poder
ponerte las manos así,
para frenar la catarata.
Entonces dijiste: entonces…
Y nada.
Y clavar la mirada en nada
y escupir sobre nada
y haber sido una nube gigante
y ahora nada.
Y andar y correr y escapar
y vaciarse, desinflarse.
Y ahora es de noche
y odio la quietud, el silencio,
y odio la oscuridad
y ésta cama,
y ésta calma,
porque no estás tú.
No estás y estoy solo, claro.
Estar. No estar. ¿Qué más?
Morir. No morir.
Ser nube. Ser nada.
Ser Dios. Ser mierda.
Ser todo. Ser lodo.
Y clavo la noche en ti
y esculpo una figura de agua,
intocable, incolora, inodora, lejana,
y se escurre
y me deja
las manos frías.
Y ¿qué más?
Las llamas que me rodean,
nada más. El humo.
Yo fui nube, ahora nada.
¿Y qué?
Puede que haya sido el cigarro
a medio apagar,
o todos los recuerdos
tuyos que quemé
y no se apagaron.
Quizás no sea nada.
Las paredes se van cerrando.
No oigo nada.
Estoy solo, claro. Solo, solo, solo.
Y llamas y humo.
Nada.
He dicho que nada.

 

 

MICROBIO EN CELO

Pululando de aquí para allá,
de tu cabellera a tus cejas,
del vello de tus brazos
al de tu pubis,
amanezco y anochezco
en ti.
Serpeando por tus rasgos
duros y tibios,
desde los pómulos a los tobillos,
sigo una senda
casi imperceptible al ojo humano
y maldito
de pelusa clara
que recubre tu precioso y eterno
envase no retornable.
Y evitando aburguesarme
en tu dedo gordo
o en el saliente de tu muñeca
o en tu modesto canal intercontinental,
organizo fines de semana
en tus fosas nasales o inestino,
esperando apaciguar mis ansias de mundo,
tan limitadas
por mi condición microscópica.
Y esas semanas
en las que las cruzadas descansan,
cuando hay tregua con los infieles
y se reanudan conversaciones de paz,
emigro al norte
y anudo los extremos de mi hamaca
en dos pestañas cualesquiera
sólo por mirar
al acantilado de tus ojos.

 

(David Galindo  –inéditos–)

Categorías: Poesía Etiquetas:
  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daftar Harga Mobil Bekas

Literatura, música y algún vicio más

El lenguaje de los puños

Literatura, música y algún vicio más

Hankover (Resaca)

Literatura, música y algún vicio más

PlanetaImaginario

Literatura, música y algún vicio más

El blog tardío de Elena Román

Literatura, música y algún vicio más

Del verso y lo adverso 9.0

Literatura, música y algún vicio más

DiazPimienta.com

Literatura, música y algún vicio más

El alma disponible

Literatura, música y algún vicio más

Vicente Luis Mora. Diario de Lecturas

Literatura, música y algún vicio más

Las ocasiones

Literatura, música y algún vicio más

AJUSTES Y OTRAS CUENTAS

Literatura, música y algún vicio más

RUA DOS ANJOS PRETOS

Blog de Ángel Gómez Espada

PERIFERIA ÜBER ALLES

Literatura, música y algún vicio más

PERROS EN LA PLAYA

Literatura, música y algún vicio más

Funámbulo Ciego

Literatura, música y algún vicio más

pequeña caja de tormentas

Literatura, música y algún vicio más

salón de los pasos perdidos

Literatura, música y algún vicio más

el interior del vértigo

Literatura, música y algún vicio más

Luna Miguel

Literatura, música y algún vicio más

VIA SOLE

Literatura, música y algún vicio más

El transbordador

Literatura, música y algún vicio más

naide

Literatura, música y algún vicio más

SOLIPSISTAS DEL MUNDO

Literatura, música y algún vicio más

MANUEL VILAS

Literatura, música y algún vicio más

El fin de las siestas

Literatura, música y algún vicio más

Escrito en el viento

Literatura, música y algún vicio más

un cántico cuántico

Literatura, música y algún vicio más

Peripatetismos2.0

Literatura, música y algún vicio más

Hache

Literatura, música y algún vicio más

A %d blogueros les gusta esto: